Search
Close this search box.
Search
Close this search box.
Disfunción de las glándulas de meibomio

Sondaje de las glándulas de Meibomio

El sondaje de las glándulas de Meibomio es un procedimiento utilizado para tratar la obstrucción de las glándulas de Meibomio y restaurar la salud ocular. En este procedimiento, se utiliza un dispositivo especializado para abrir y limpiar las glándulas bloqueadas.

Las glándulas de Meibomio son pequeñas glándulas ubicadas en los párpados que producen aceites esenciales para mantener una superficie ocular saludable y prevenir la evaporación excesiva de las lágrimas. Sin embargo, cuando estas glándulas no funcionan correctamente, pueden causar una variedad de problemas oculares, como ojo seco, blefaritis y chalazión.

¿En qué consiste el sondaje de las glándulas de Meibomio?

Se pueden diferenciar varios pasos:

Preparación para el procedimiento

Antes de comenzar el procedimiento, el oftalmólogo puede examinar tus ojos para determinar si el sondaje de las glándulas de Meibomio es adecuado para ti. También te puede recetar medicamentos o terapias adicionales para ayudar a preparar las glándulas de Meibomio para el sondaje.

El procedimiento de sondaje

El sondaje de las glándulas de Meibomio se realiza típicamente en un consultorio oftalmológico y suele durar unos pocos minutos. No se requiere anestesia local para este procedimiento, aunque el oftalmólogo puede administrar anestesia tópica en el ojo para reducir cualquier incomodidad.

Para realizar el sondaje, el oftalmólogo insertará un dispositivo especializado llamado «sonda» en la abertura de la glándula de Meibomio bloqueada. La sonda puede tener diferentes tamaños y formas, dependiendo de la ubicación y el tamaño de la glándula de Meibomio. La sonda se deslizará suavemente hacia abajo hasta que alcance el bloqueo.

Una vez que se alcanza el bloqueo, el oftalmólogo aplicará una suave presión en la sonda para abrir la glándula y eliminar la obstrucción. La presión aplicada durante el procedimiento es suave y se controla cuidadosamente para evitar cualquier daño o incomodidad.

Posteriormente, el oftalmólogo repetirá este proceso en todas las glándulas de Meibomio bloqueadas que sean necesarias. El número de glándulas de Meibomio que se tratan dependerá de la gravedad del problema y de la decisión del oftalmólogo.

Después del procedimiento

Después del sondaje de las glándulas de Meibomio, es posible que experimentes algunos síntomas, como enrojecimiento ocular, sensibilidad a la luz y/o una pequeña cantidad de secreción. Estos síntomas generalmente desaparecen en unos pocos días.

El oftalmólogo puede prescribir medicamentos o terapias adicionales para ayudar a mantener las glándulas de Meibomio abiertas y funcionando correctamente después del sondaje.

¿Cuándo se prescribe el sondaje de las glándulas de Meibomio?

El sondaje de las glándulas de Meibomio se suele prescribir para los siguientes problemas oculares:

Síndrome del ojo seco

El síndrome del ojo seco es una afección común que puede ser causada por una disfunción de las glándulas de Meibomio. Cuando las glándulas de Meibomio no producen suficiente aceite, el ojo se seca y puede provocar dolor, enrojecimiento, sensibilidad a la luz y otros síntomas incómodos. Si experimentas estos síntomas, es posible que tu oftalmólogo te recomiende un sondaje de las glándulas de Meibomio para tratar la disfunción de las glándulas.

Blefaritis

La blefaritis es una inflamación de los bordes del párpado que puede ser causada por la acumulación de secreciones de las glándulas de Meibomio. Los síntomas de la blefaritis incluyen enrojecimiento, hinchazón, picazón y descamación del párpado. En algunos casos, la blefaritis puede causar problemas en la visión. El sondaje de las glándulas de Meibomio puede ser una opción de tratamiento para la blefaritis, ya que ayuda a eliminar las obstrucciones en las glándulas de Meibomio que pueden estar causando la inflamación.