Search
Close this search box.
Search
Close this search box.
Dibujo de desprendimiento de retina 2

¿Qué cuidados debe tener una persona con desprendimiento de retina?

La retina es un tejido sensible a la luz y la parte posterior del ojo donde se procesa la información visual. Esencialmente, la retina es responsable de la visión central y periférica, lo que significa que nos permite ver objetos en el centro de nuestra visión y también objetos fuera de nuestro campo de visión directo.

La retina es responsable de la transmisión de imágenes visuales al cerebro, lo que nos permite ver el mundo que nos rodea. Cuando la luz entra en el ojo, es capturada por las células de la retina y transformada en señales eléctricas que se envían al cerebro a través del nervio óptico. El cerebro interpreta estas señales eléctricas y nos permite ver el mundo en color, forma y movimiento.

La retina es crucial para la visión y cualquier problema que afecte su salud puede afectar seriamente la capacidad de una persona para ver. Los problemas de la retina, como el desprendimiento de retina, pueden causar visión borrosa, manchas oscuras en el campo de visión, pérdida de la visión periférica y, en casos graves, incluso la pérdida total de la visión.

Por esta razón, es importante prestar atención a la salud ocular y tomar medidas para proteger la retina y prevenir cualquier problema que pueda afectar su funcionamiento como el desprendimiento de retina.

Cuidados que debe tener una persona con desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina es una condición seria que requiere cuidados específicos para asegurar una recuperación adecuada. Después de la cirugía de retina, ya sea mediante cirugía láser, cirugía refractiva o cirugía con burbuja de gas, los cuidados posteriores son fundamentales. En los primeros días después de la intervención, el paciente generalmente deberá guardar reposo boca abajo para permitir que la burbuja de gas ejerza presión levemente sobre la parte exterior del ojo, ayudando así a que la retina se adhiera correctamente.

Durante las primeras semanas, es esencial seguir las indicaciones del oftalmólogo especializado. La posición boca abajo y otros cuidados, como evitar la luz brillante y protegerse de golpes y choques, son cruciales para evitar complicaciones. Además, el paciente debe mantener la cabeza elevada para reducir la presión intraocular y permitir que la retina pueda sanar adecuadamente.

Es habitual experimentar destellos luminosos, moscas volantes y una pérdida de v