Search
Close this search box.
Search
Close this search box.
Cápsula de tenon

Cápsula de Tenon

La cápsula de tenon es una estructura fibrosa que se encuentra en el ojo y que desempeña un papel importante y crucial en la protección y el mantenimiento de la forma del globo ocular.

En términos más simples, la cápsula de Tenon es una “bolsa” que rodea el ojo y mantiene los músculos extraoculares en su lugar. También ayuda a prevenir infecciones y protege los tejidos blandos que se encuentran detrás del ojo.

El nombre de “cápsula de Tenon” proviene de Jacques-René Tenon, quién la describió por primera vez en 1755.

Anatomía de la cápsula de tenon

La cápsula de Tenon es una estructura fibrosa en forma de anillo que envuelve el globo ocular y se encuentra debajo de la conjuntiva

La cápsula de Tenon se divide en dos partes principales:

  • La porción anterior: se encuentra en la parte delantera del ojo y se extiende desde la esclerótica hasta el limbo esclerocorneal. Se inserta en la esclera en forma de anillo y se fusiona con la conjuntiva bulbar.
  • La porción posterior: se encuentra en la parte posterior del ojo y se extiende desde el nervio óptico hasta la inserción de los músculos rectos del ojo. Se inserta en la esclera y se fusiona con la duramadre del cerebro.

Composición de la cápsula de Tenon

Está formada por:

  • Colágeno tipo I
  • Fibras elásticas
  • Células fibroblásticas

Función de la cápsula de Tenon

La cápsula de Tenon desempeña una serie de funciones importantes en el ojo. Su función principal es mantener la forma del globo ocular y protegerlo de lesiones externas.

La cápsula de Tenon también ayuda a mantener la presión intraocular dentro de los límites normales al evitar que el ojo se expanda o se contraiga demasiado.

Además la cápsula de Tenon es un lugar de inserción para los músculos que mueven el ojo, es decir, los músculos extraoculares, que controlan el movimiento del ojo, se insertan en la porción posterior de la cápsula de Tenon. 

La porción anterior también está involucrada en el movimiento del ojo, ya que se fusiona con la conjuntiva bulbar, que ayuda a lubricar y proteger la superficie ocular durante el movimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *