Search
Close this search box.
Search
Close this search box.
Canaliculitis

Canaliculitis

La canaliculitis es una infección bacteriana que afecta a los conductos lacrimales.

Es decir, la canaliculitis es una inflamación del canal lagrimal, una pequeña parte del sistema de drenaje lagrimal en el ojo. Las causas más comunes de esta enfermedad son infecciones, siendo las bacterias y los hongos las especies más comunes que pueden infectar el canal corto.

Estos conductos son responsables de drenar las lágrimas de los ojos hacia la nariz, lo que ayuda a mantener los ojos húmedos y lubricados.

El tratamiento suele incluir el uso de antibióticos, ya sea en forma de colirio o compresas calientes. En casos de infección severa, puede ser necesario un enfoque quirúrgico para eliminar la infección del canalículo.

Causas y síntomas de la canaliculitis

La canaliculitis es causada por bacterias que infectan los conductos lacrimales, lo que puede provocar una inflamación dolorosa y una secreción mucopurulenta. Los síntomas de la canaliculitis incluyen lagrimeo excesivo, secreción y enrojecimiento del ojo. Te los explicamos todos detalladamente a continuación:

  • Enrojecimiento: se observa el ojo rojo y los párpados con un color rojiza debido a la inflamación.
  • Hinchazón: Debido a la infección se provoca una inflamación del párpado afectado
  • Secreción amarilla o verde: debido a la infección, se segregan una serie de sustancias purulentas
  • Dolor en el área afectada.

La canaliculitis puede ser causada por una variedad de bacterias, pero las más comunes son el Staphylococcus aureus y el Streptococcus pneumoniae. Las bacterias pueden entrar en los conductos lacrimales a través de una infección de las vías respiratorias superiores, una lesión en el ojo o incluso una infección dental.

Diagnóstico de la canaliculitis

El diagnóstico de la canaliculitis se realiza a través de un examen físico y una evaluación de los síntomas. En algunos casos, se puede realizar un cultivo de la secreción para identificar la bacteria responsable de la infección.

El diagnóstico se realiza a través de una exploración física realizada por un oftalmólogo, quien puede requerir la irrigación del canal para obtener más información.

Tratamiento de la canaliculitis

El tratamiento de la canaliculitis generalmente implica el uso de antibióticos tópicos y orales para combatir la infección. En algunos casos, se puede requerir la eliminación quirúrgica del conducto afectado para eliminar la infección.

La canaliculitis es una enfermedad común en pacientes con trastornos oftálmicos, como el ojo seco o la dacriocistitis. La correcta aplicación de soluciones antibióticas es crucial para obtener resultados que incluyan una recuperación exitosa.

Prevención de la canaliculitis

La prevención de la canaliculitis implica mantener una buena higiene ocular y dental. Es importante lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse los ojos o la nariz con las manos sucias. También es importante evitar compartir toallas o productos de maquillaje para los ojos, ya que esto puede propagar las bacterias.

En resumen, la canaliculitis es una inflamación del canal lagrimal comúnmente causada por infecciones y que puede llegar a ser una inflamación crónica. El diagnóstico y t